Sobreinformación en la red

Descansando en una hamacaSoy CEO de mi blog vuelve. Después de casi dos meses sin dar señales de vida, volvemos con las mismas ganas e ilusión de siempre. Durante este tiempo hemos aprovechado para disfrutar de nuestras vacaciones y para hacer todas aquellas cosas que durante el “curso escolar y laboral” por falta de tiempo no hemos podido realizar.

Yo he leído. He cerrado GReader, Twitter, Facebook… He intentado mirar lo menos posible Pulse en mi móvil y no leer en pantallas. Como contrapartida, me he topado con un par de libros muy interesantes con información e ideas nuevas. Y cuando lo he hecho me he dado cuenta de que, si llegas a escribir en papel, si por alguna razón, acabas escribiendo algo que termina imprimiéndose, es que eso que decías importa a mucha gente.

Joaquín Lorente y Risto Mejide. Dos generaciones diferentes y, aunque a priori no lo parezca, con algunas ideas y formas de pensar parecidas. “Piensa, es gratis” y “El Pensamiento negativo” han aparecido en el mejor momento para mí. Como no quiero hacer ningún tipo de spoiler, no voy a explayarme demasiado. Echadles un ojo y disfrutad.

¿Está la originalidad en peligro de extinción?

Parece que sí. Cuesta ser original en Internet y parece que en las redes sociales no somos medios, sino mediadores. ¿Cómo podemos encontrar información original y fuentes contrastadas? Buscando. A cada búsqueda, nuestro amigo Google nos da millones de resultados. Si esto no ocurre, echamos la culpa a un mal SEO o ignoramos el contenido ya que, al no tener mil réplicas, no es bueno. Por otro lado, las redes, blogs (este incluído) y demás plataformas de Internet, se ven afectadas por un  “juego del teléfono” constante y  un inevitable “efecto grabadora” que hace que cada vez sea menos provechoso navegar y buscar información por la red. Y ofrecer valor añadido es una ardua tarea que no se consigue haciendo copy-paste. De esto, desgraciadamente, Beltzane G. Belart (@BelBelart) sabe un rato. En “La mala arte bloguera de no citar tu fuente en un post” pone un par de ejemplos y da a conocer a algunos de estos individuos sin imaginación.

¿Cuántas veces habéis leído el típico post las 10 normas imprescindibles en Social Media, Las 6-7-8 C de los Community Managers, lo que hay que saber sobre SEO, cómo posicionar tu marca en la red? Ah! Y mi favorita: “Cosas que no debes hacer en internet”… Sobreinformación de contenido y algunos detalles que, en mi opinión, no necesitan un post entero: Ahora Google+ tiene un 30% más de usuarios, Facebook se actualiza por decimosexta vez, Twitter esta semana un 0,05% más, Myspace un 0,10% menos…

Calidad vs Cantidad, otra vez esa cuestión…

Pues bien, esto es lo más importante que he aprendido este verano: Con mis RT sobre Social Media yo también estaba fomentando la saturación de muchos usuarios que seguramente ya habían leído y releído el mismo post. La buena selección nos ahorrará tiempo y, si sabemos segmentar y hacemos una purga a conciencia de nuestro TL ganaremos en productividad. Por otro lado, es ridículo informar sobre un tema del que ya han hablado el 80% de tus contactos en las redes sociales (quizá vosotros lo habéis hecho bien desde el principio, no habéis seguido a mil personas del mismo sector y no tenéis este problema de saturación informativa, ¡Enhorabuena!).

La red está sobreinformada, replicada, compartida, meneada, retuietada y mencionada. Pero no todo está en la red. Y el cambio para mejorar la información está en nosotros. Podemos pensar que marcadores sociales como Menéame, Digg… o hasta Mktfan pueden hacer esta purga. Se supone que se filtra la información y que, “lo más votado” acaba en portada porque la información es la mejor y más interesante. ¿Os parecen correctas las valoraciones? ¿Se debería votar de otra manera?

Llevamos tiempo contando cosas y no hemos contado que contábamos.

Por Rebeca Huerga

Deja un comentario

Post en la categoría Internet, Social Media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>