El ‘feisbuc’ es sólo para chatear con amigos

soyceodemiblog_facebookads“No creo que promocionarnos en Feisbuc sea buena idea… Eso es sólo chatear con amigos”. Esa frase me la soltó la semana pasada un director de e-commerce en una conversación dónde hablábamos acerca de los pros y los contras de Google AdWords y Facebook Ads (PPC). A su criterio Google Adwords es una excelente herramienta para promocionar sus productos en Internet (que lo es) y no necesita nada más. Yo, que soy un defensor de las grandes oportunidades de negocio que puedes encontrar en Facebook, estuve a punto de salir de su oficina pero decidí coger aire y explicar paso a paso las ventajas del “sólo chatear con amigos”.

Creo que la importancia de Facebook en nuestro día a día está más que dicho. En Internet puedes encontrar una gran cantidad de artículos y comentarios acerca de lo útil de esta herramienta a nivel social y sobretodo como plataforma para fortalecer tu marca. Así que con este post no quiero repetirme, simplemente agregar a lo ya dicho las ventajas para promocionarse las pequeñas y medianas empresas. En otras palabras, mi testimonio después de usar Facebook Ads cuando las expectativas de los cliente eran muy pequeñas.

Este cliente nos había pedido en octubre tener presencia en las famosas redes sociales. ¿Tener presencia? ¿Qué significa tener presencia? ¿Se trata de tener una página con tu logotipo e información corporativa, donde las personas por algún extraño motivo se “hagan fan” de ella o que hagan click en “Me gusta”?

El anunciante no puede sólo ver su ombligo y creer que tiene a un séquito de seguidores esperándolo, que estarán receptivos a todo lo que quiera decirles. Esos años de dirigirnos a una gran masa de gente se han acabado y con los Social Media queda más que claro. Se tiene que conversar con tu público (actual o potencial), cuidarlos, darles información acerca de las cosas que le apasionan, no sólo pensar en vender y vender.

En ese pasado octubre empezamos casi de cero. Sólo con una base de datos de 50 correos de los cuales no todos estaban en FB. El reto empezó ahí, a generar contenidos, conocer los “Likes” de quien te sigue, sus amigos, sus conversaciones, con qué se identifican, etc. Esto nos ayudó para conocer bien a quién nos queríamos dirigir.

Fue en diciembre cuando decidimos hacer una campaña en Facebook sobre un nuevo producto de nuestro cliente. El juguetito no era barato, su precio inicial era de 25.985€ pero la segmentación de a quién la queríamos dirigir la teníamos clara después de 2 meses de convivir con los “fans”. Las herramientas que la madre de las RRSS ofrece son muy claras y precisas, así que la gestión fue muy sencilla. Fuimos modificando la segmentación según veíamos los clicks diarios, porque la medición de respuesta es fundamental durante cualquier campaña (OFF u ON). Además de los 50€ de inversión diaria en Google Adwords (que generaban 250-280 visitas diarias a la landingpage) le sugerí que sumara otros 20€ sólo en Youtube, debido al tipo de perfil del consumidor.

Invertimos como prueba 200€ por un mes de campaña. ¿Resultados de Facebook Ads? Más de 1.500.000 impresiones y 900 clicks a nuestra landing page. ¿Es un éxito? Si lo comparamos a los 70€ que se invirtieron diariamente en Google Adwords, sí que lo consideramos un éxito porque representa menos de 3 días de su segunda inversión. Los clicks generados por FB eran mucho más cualificados que los de Google. En el blog de Avantine lo explica de forma muy clara:

Pongamos un ejemplo, un padre de familia con 4 hijos y un joven soltero están buscando un coche. Si ambos buscan en Google “Comprar coche” los resultados que van a obtener son los mismos, sin embargo, es probable que el padre de familia esté buscando un monovolumen de 7 plazas con bajo consumo y el joven soltero busque un coche deportivo con un gran caballaje, pero Google no puede saber esto.

En el caso de que ambos entren en Facebook, encontrarán anuncios de coches segmentados según su situación personal, el joven soltero encontrará anuncios de coches deportivos, y el padre de familia anuncios de monovolumenes, pero Facebook no puede saber si están interesados en comprar un coche en ese momento.

Despues de usarlo un mes he encontrado que Facebook Ads tiene fallos, como los tiene Google Adwords. La clave de éxito en esta “mini campaña online”, con duración de un mes  y una inversión total de 2.100€ en medios digitales, es combinar las herramientas que tenemos y sobretodo saber segmentar. La primera llegará de forma pasiva a tu mercado meta cuando la segunda lo hará de forma más activa y masiva. No se debe de olvidar que “Facebook sabe lo que te gusta y Google sabe lo que estás buscando”.

Volviendo a la frase lapidaria que dio inicio a este post: el sitio donde se chatea con amigos es un terreno rico en oportunidades para promocionar, no sólo es entrar a ver fotos de la fiesta del viernes pasado. El 28% de esos 900 clicks estaban entre 25-34 años mientras un 42% entre 35-44 años. El gerente de ventas está encantado por el gran número de productos que han vendido gracias a esos clicks. Se tiene que valorar el rápido seguimiento a los clicks y a una buena gestión de cierre de ventas.

Sólo espero que después de mi charla, el director de e-commerce se haya convencido de lo efectiva y barata que es esta herramienta, Facebook Ads. Recordemos que FB en el 2010 fue la página más visitada en EEUU y que en Reino Unido es la fuente principal de información. Este año se acerca a los 600 millones de usuarios y tú como anunciante es un MUST estar ahí.

Os dejo con un vídeo explicando el funcionamiento del pay per click en Facebook.

Por Alejandro Vega

Deja un comentario

Post en la categoría Internet, Marketing, Social Media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>