No queremos productos que duren eternamente

Reciclaje de tecnologíaHace unas semanas causó mucho revuelo el documental “Comprar, Tirar, Comprar” que habla sobre la obsolescencia programada de diferentes productos de consumo. Ya en 1928, una empresa norteamericana afirmaba lo siguiente:  “Un producto que no se desgasta es una tragedia para los negocios. ” Pero… ¿Si un producto durase para siempre nos cansaríamos de él? ¿Buscaríamos otros?. Un buen ejemplo lo tenemos en la ropa. Los fondos de armario están ahí, pero nos encanta tener prendas que estén de moda o sean tendencia. Y cuantas más, mejor. Gracias a ello, el modelo de negocio de Inditex funciona. Y es que, aunque sus prendas sean de una pésima calidad, nos garantizan que iremos divin@s cada temporada.

¿Porqué es tan importante para las empresas invertir constantemente en I+D?  Para que una nueva tecnología tenga éxito es importante que otras se queden obsoletas. Esto es básico, porque sino no sería posible desarrollar otras nuevas. Como hemos visto con el ejemplo de Zara, tampoco queremos ni necesitamos que todos los productos sean un 10.

Precisamente, porque todo tiene una duración. Y sino, recordemos el ciclo de vida de una tecnología y sus cuatro etapas (emergente, crecimiento, madurez y saturación o declive). En cada una de estas etapas tanto la inversión necesaria como el nivel de ingresos que se percibe es diferente.

Nacimiento. En un primer momento, cuando surge una nueva tecnología no existe un retorno de la inversión y hasta que llega a su crecimiento no empiezan a haber beneficios para la empresa.

Crecimiento. En este punto, la tecnología empieza a ser más conocida y aceptada, por lo que se comienzan a tener beneficios.

Madurez. La mayor parte de la población ya conoce esta nueva tecnología y se ha implantado. Los beneficios para la empresa son máximos.

Declive. Nos encontramos con una tecnología que ya ha sido mejorada y se ha quedado obsoleta.

En la actualidad, estos tiempos cada vez son más cortos y es por este motivo y porque no queremos un 10, por lo que, de primeras, no se nos ofrece el producto con la más alta tecnología. ¿Os imagináis las pérdidas que para Apple supondría ofrecer de primeras la tecnología del iPhone 4 en el iPhone 1? A continuación os presento un  gráfico de varios ciclos de vida. Se puede deducir fácilmente que, a mayores ciclos, mayores períodos con ingresos.

Gráfico sobre tecnologíaPor tanto, es entendible  que no se ofrezca el producto “10” ahora. Es decir, si con un 6,5 el producto ya es mejor que otros existentes en el mercado y actualmente tengo la capacidad y los medios para poder ofrecer un 8,5 e incluso un 10. Pensad en las diferencias prestaciones de un vehículo… ¿Querríamos todos tener un Ferrari? Probablemente no. Las preferencias que tenemos no son iguales y, en consecuencia, nuestro consumo tampoco. Por eso, unos necesitan un monovolumen, otros un coche más pequeño y, ambos, diferentes prestaciones.

Nuestros gustos caducan, de la misma manera que caducan algunos de nuestros bienes. ¿A las empresas les sale a cuenta presentar productos que no son perfectos? pero ¿Y nosotros? ¿Queremos productos de duración infinita? Os dejo con “Comprar, tirar, comprar” para que, si no lo habéis visto, me déis vuestra opinión al respecto:

Quizá si no fuéramos consumidores cambiantes, impulsivos, egoístas y vanidosos no querríamos tener “lo último” siempre. ¿Duración programada? ¿Medio ambiente? No sólo no les importa a los productores de estas tecnologías, también a quienes compran.

Por Rebeca Huerga

2 Comentarios

Post en la categoría Gran consumo, Sociedad, Tendencias

2 Comentarios a No queremos productos que duren eternamente

  1. En Damià

    Uy, rebit!

    Pero el programa no habla de eso… habla de productos que no se pueden utilizar más por razones técnicas: la bombilla que se funde, la impresora con el chip contador, la batería pensada para que pierda sus características al cabo de un año…

    Lo de las modas y el consumo por consumo es otra cosa. En este caso tu tienes tu faldita perfecta y no te la pones porque a la gente ya no le gusta. En la obsolescencia programada tu ya no puedes imprimir porque a la impresora no le da la gana que imprimas.

    Un besito!

    • rebitt

      Hola Damián!

      Gracias por aparecer por aquí! Y por tu comentario, entiendo lo que comentas… Es de lo que pretendo hablar en el inicio del post, aunque le quise dar una vuelta de tuerca. Quería comentar que, a parte de que exista esta obsolescencia programada en muchos productos (como la impresora que comentas) otras veces son las modas/tendencias las que facilitan que sigamos comprando. Y las que hacen que las cosas duren menos (como la ropa, que parece que hace unos años podía durar varios años)….

      Espero que nos sigas leyendo,

      Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>