Think Different: Pensamiento divergente de Apple

soyceodemiblog_thinkdifferentPensemos un poco en lo exitoso que ha sido el 2010 para Apple. Sus tres grandes triunfos han sido el lanzamiento del iPad, el iPhone 4 y Apple Tv. La empresa cierra con grandes ganancias y existen varios catalizadores a su continua tendencia de actualización y desarrollo de nuevos productos. El iPhone se liberará de su contrato de exclusividad con AT&T en EEUU y ahora entrará con Verizon Wireless (Vodafone), el líder en servicio de telefonía móvil en este país. Definitivamente este año han hecho algo diferente al resto de sus competidores.

Apple con su famoso Think different nos ha traído productos increíbles, resultado de una visión y de un claro pensamiento divergente. Dicho de otra forma, nos ofrecen soluciones creativas a posibles problemas. Steve Jobs y su equipo no fueron los que inventaron los reproductores de mp3, teléfonos móviles, pantallas táctiles ni mucho menos los ordenadores portátiles. Lo que han hecho es ofrecernos estas ideas reinventadas e impregnadas de su distintivo olor a manzana.

En casi todas las categorías de producto se sigue un patrón: un inventor crea una idea única y de ahí una categoría completamente nueva. Un buen ejemplo es la lámpara incandescente, perfeccionada por Thomas Edison, que con el paso del tiempo la idea ha ido evolucionando, dando lugar a la creación de nuevas categorías como la fluorescente, halógena, láser, LED, entre otros tipos de luz.

Al diseñar el iPhone se planteó quitar el teclado para dar más espacio a la pantalla y tener una mejor navegación de Internet. El proceso creativo fue interesante porque se plantearon la pregunta ¿Qué podemos hacer sin__________? Compensando la falta de un teclado, Apple nos ofrece una pantalla táctil, creando una experiencia totalmente nueva al navegar en línea y a la vez comunicarnos telefónicamente desde el mismo y único dispositivo. Un claro ejemplo del pensamiento creativo que caracteriza a esta empresa.

Los smartphones son un claro ejemplo de un producto divergente. Ellos no vienen a sustituir a los móviles antiguos, sino que se abren paso a una nueva categoría de producto. El mercado no dejará de comprar móviles sencillos, a final de cuentas sirven para comunicarse de forma barata. En cambio, los nuevos dispositivos inteligentes entran a otra categoría de productos, ofreciendo otra opción con otras prestaciones a un precio mayor.

Aún recuerdo cuando compré el iPod Touch (primera generación), a las pocas semanas de haber salido al mercado, y cómo me maravillaba el usarlo. Meses después se lanzaba otro, al mismo precio, más delgado y con más prestaciones y yo quería desaparecer el mío e ir corriendo a comprar el nuevo. Lo que he aprendido de esto es que los usuarios de Apple saben que vendrá algo mejor en pocos meses. Los que no pueden esperar compran cuanto antes lo último que Jobs ofrece y a la vez son conscientes que se encontrarán con otra versión mejorada a la vuelta de la esquina.

Y después llegaron los tablets y las críticas al iPad no se hicieron esperar: “Son iPhones gigantes sin servicio de móvil”. Una vez pasada y digerida la nueva categoría que Jobs nos ofrecía, los pedidos crecieron y sus competidores respondieron con sus respectivos artilugios. Esta nueva categoría de producto se sitúa entre los teléfonos inteligentes y los ordenadores portátiles, enfocándose más al acceso que a la creación de contenido.

El querer innovar y estar a la última te coloca en una posición vulnerable. Si lo que vendes es tecnología punta y experiencia del uso es normal que salgan correcciones y mejoras a tus propuestas. Es por eso que se ha anunciado ya el lanzamiento del iPad 2 para marzo-abril del 2011.

Navegando por páginas de expertos y fieles seguidores de Apple se cree que este nuevo tablet tendrá mejoras en:

  • Video llamadas (cámara). Si el iPhone y el iPod Touch lo tienen, ¿por qué este no lo debería de agregar?
  • Nueva tecnología en pantalla. Seguro será más delgada, más ligera y más flexible.
  • Puerto USB. Europa puede ser la motivación para este gran cambio, donde los reguladores buscan hacer un requisito (legal) que los productos vendidos usen interconexión tipo estándar.

Con esto recuerdo que a principios de los 90’s se pronosticaba el inicio de la era de la convergencia. No sólo se hablaba de la unión de empresas e ideas de negocio, sino de la mezcla y unión de culturas. Me atrevo a decir que nuestra actual década ha sido marcada por la divergencia, donde se han creado nuevas marcas y sobretodo nuevas categorías de producto como Facebook, Google, Youtube, Wikipedia, Paypal, Netflix y Groupon que hace algunos años no figuraban como empresas importantes y hoy se sitúan entre las líderes.

Por Alejandro Vega

Deja un comentario

Post en la categoría Tecnología, Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>