La imagen España se debilita

marca_españaComo si no fuera suficiente la nube de incertidumbre económica que rodea al país más grande de la península ibérica, en los últimos días se ha sumado la huelga de controladores aéreos. Sin previo aviso, el 70% de ellos ha presentado baja laboral, declarándose “incapaces de prestar el servicio” y abandonando su puesto de trabajo. Como resultado, sólo en el primer día del puente de la Constitución, 250.000 personas se han quedado varadas en los aeropuertos españoles. Sin olvidar el incalculable número de afectados que tenían como destino final, o alguna conexión de vuelo, en España.

¿Qué tiene que ver esta huelga con la marca España ?

Más allá de los vuelos cancelados, hay muchos sectores que se ven afectados por esta situación. 2.300 empleados inconformes ponen en crisis a todo un país a diferentes niveles. Si se piensa a corto plazo, se puede hablar de retrasos a posibles inyecciones de capital extranjero o de palos en las ruedas en los planes de internacionalización de las marcas locales. Esto sólo por el cambio que puede haber en la percepción de la marca España, ocasionado por este último estado de emergencia y otros motivos previos.

Josep Valls en su libro “La imagen de marca de los países” define a branding de país como la percepción que tienen los consumidores directos, indirectos, reales y potenciales de los países. Esta percepción de los consumidores (PC), es equivalente al producto (P), es decir, a la suma de todos los elementos que componen el país, más la política de acción comunicativa (PAC), que son las acciones que se generan para comunicar las características y elementos del producto/país.

PC=P+PAC

Según un artículo publicado a inicios del mes de noviembre en el diario El País, en el que se cita a Alfredo Sáenz (vicepresidente y consejero delegado del Banco Santander), el juicio para valorar la inversión en España se hace bajo los parámetros de deuda y de la prima de riesgo del país, lo cual no le beneficia. El mercado ve más probable que una empresa española quiebre antes que cualquier otra empresa similar a ella de otra nacionalidad. Es normal ver que Telefónica paga un precio mucho mayor, por su permuta de incumplimiento crediticio (CDS en sus siglas en inglés), que Vodafone o France Telecom. Situaciones similares a esta se encuentran en entidades bancarias españolas o con Iberdrola.

En el mismo artículo, Victor Peiro, director de análisis de Caja Madrid Bolsa, agregaba:

El origen español de las empresas ahora mismo es un problema. Los inversores extranjeros, entre opciones parecidas, prefieren no tener riesgo en España. La historia de una compañía local tiene que ser muy atractiva para que se fijen en ella”

Partiendo de la base que la imagen actualmente no es muy positiva, la huelga de los controladores aéreos no le ayuda. Si se estiman los costes que ésta ha provocado, las aerolíneas dejarán de facturar 80 millones de euros por día no operativo. Sólo en Mallorca, mi querida isla de la calma, se ven afectadas más de 200.000 pernoctaciones. El sector turístico calcula que dejará de facturar 250 millones de euros en este puente. Es muy apresurado dar una cifra total exacta, sobretodo por la cantidad de aspectos indirectos que esta involucra, y se tendrá que esperar a ver como todo vuelve a la normalidad para saber el coste de esta crisis aérea.

A día de hoy, a pesar de que los aeropuertos trabajan a full para volver a la normalidad, los daños a la imagen España aún son incalculables. Más de un guiri se ha llevado el fiasco del año con su intento de vacaciones, y ni plantearles esta cuestión a los turistas nacionales.

Me pregunto como puede afectar todo esto a la marca Barcelona y a las empresas que se asocian a ella. Me atrevería decir que la situación de caos aéreo que ahora se percibe no alcanza al registrado en Ciudad de México con sus problemas de seguridad, en Nápoles y sus incidencias en la recogida de basura o en un ahora lejano Nueva York pre-Guiliani, en el que nadie se atrevía a salir a la calle.

El imaginario de las ciudades se alimentan de distintos inputs y una crisis aérea como esta no debería tener un impacto para la ciudad o el país comparable al impacto que supuso la construcción de la Sagrada Familia para Barcelona. No se debe sobrevalorar su importancia, pero tampoco se puede ignorar.

Me remito a la imagen “positiva y optimista” que quería transmitir España, para favorecer su entrada a la Unión Europea, con su representación en el festival de Eurovisión en 1988. Se tiene que tener en cuenta que los 80’s fueron estéticamente duros en todo el mundo.

Por Alejandro Vega

2 Comentarios

Post en la categoría Branding, Cultura, Marketing, Sociedad, Tendencias

2 Comentarios a La imagen España se debilita

  1. Tanit

    Muy de actualidad el articulo, y un tema que nos hace temblar las rodillas a todos los que trabajamos en o tenemos vinculos con el sector turistico.

    Y me encanta la imagen que ilustra el post :P

    • Hola Tanit!

      Gracias por el comentario. Quería hablar de branding pero con un enfoque diferente. Tengo que trabajar en la tesina y este tipo de artículos me ayudarán un poco a organizarme.

      Saludooooos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>