Viernes Negro

WalMartCon este título no me refiero al enorme incendio forestal registrado en Victoria, Australia en 1939; ni a la matanza de civiles durante la revolución iraní en 1978; tampoco cuando el bolívar sufrió una devaluación frente al dólar estadounidense en 1983; mucho menos a la salvaje represión del gobierno norieguista al pueblo panameño en 1987. Me refiero a un día que comparte el nombre de Black Friday que, contrariamente a otros países, en Estados Unidos se celebra la inaguración de las compras navideñas. Quizás esto les pueda parecer muy banal y más si se compara con otros históricos viernes negros, pero aún así no deja de ser una crónica que merece la pena ser narrada…

El Black Friday será mañana, como cada 4º viernes del mes de noviembre en EEUU y consiste en el inicio a uno de los fines de semanas más caóticos de todo el año, en términos de tráfico y conglomeración en centros comerciales, con efectos en todo el país, quizás de ahí su dramático nombre. Día en el que muchas familias deciden iniciar las compras navideñas (sí, un mes antes de que llegue Santa Claus a nuestro hogar) y aprovechar que la mayoría de los comercios minoristas ofrecen increíbles descuentos, sobretodo en productos electrónicos y electrodomésticos.

Dando unos cuantos números de la magnitud económica que representa esta fecha, tan sólo en el 2009 movilizó a 195 millones de estadounidenses a consumir, ya sea en tiendas como compras online la estimada cantidad de 41.200 millones de dólares, según datos publicados por la National Retail Federation, sobrepasando por mucho los pronósticos de ese año. ¿Y la crisis?

Pero antes de los viernes negros tenemos el día de hoy, que sería el 4º jueves de noviembre y en el que se celebra el Thanksgiving Day, también conocido como el día de “Acción de Gracias”. Una fecha llena de pavo relleno, puré de patatas, pie de calabaza, fútbol americano y el tradicional desfile de 3 horas de los almacenes Macy’s por las calles de Nueva York, transmitido a todos los hogares estadounidenses desde las 9:00 am, hora de la costa este . ¡Ah, y no olvidemos el dar gracias! Oportunidad para reunirse la familia, la que a la mayoría la ves sólo por esas fechas, y agradecemos con un festín por las cosas que hemos recibido este año. Paso siguiente,  cenar como si fuera el último día de tu vida. Una vez terminando el postre, se retiran los platos y cubiertos y se empieza a preparar un minucioso planning de las siguientes horas en el que daremos la bienvenida al Black Friday; en esta planeación se incluye el recorrido de almacenes (Walmart, Target, SearsBest Buy por mencionar algunas) y el timing que nos ayude aprovechar nuestro “corto tiempo” para comprar con los mejores descuentos.

La mayoría de las tiendas departamentales abren sus puertas a las 5 de la mañana y hay otras que se aventuran una hora antes. Así que la clave es madrugar o directamente no dormir y empezar a hacer fila frente a las puertas de los almacenes muchas horas antes, y en casos extremos hasta un par de días. La adrenalina y el deseo por comprar es tan grande que cada año se presentan incidentes donde la gente se sale de control y es normal que agentes policiacos terminen separando a dos señoras por una tostadora, sí… la última que estaba a 75% de descuento. Hay otros casos como el de Wal-Mart en el 2008 queterminan en trágicas e innecesarias muertes.

Este tipo de fenómenos de consumo, por así llamarlos, se presentan con características similares en otros países pero en distintas fechas del año. Por ejemplo, está el Boxing Day celebrado con gran fervor en Reino Unido cada 26 de diciembre y no yendo muy lejos, podemos encontrar en España las famosas rebajas. Iniciando el 7 de enero y con una duración que varía hasta agotar existencia. De igual forma, y ya empezado el verano aparece otra temporada de ofertas que empiezan normalmente cada 1 de julio y que son conocidas como las rebajas de verano.

Lo que me llama la atención es que la tendencia general que se presenta en los últimos dos años, no importando el país, es el de más compradores pero que gastan menos.

Volviendo a EEUU y leyendo las declaraciones de Matthew Shay, presidente de la NRF acerca de esta temporada de ofertas, comenta: “Las reglas de los Black Fridays han cambiado” ya que en lugar de esperar hasta Thanksgiving para publicar sus promociones (como normalmente se ha hecho), algunos minoristas han usado las redes sociales para ir dando adelantos de sus ofertas generando expectativas entre sus compradores desde muchos días antes. De esta forma se pueden hacer contraofertas de la competencia abriendo el viernes con precios aún más bajos que los anunciados.

Una alternativa a esta fecha, si lo tuyo no es estar corriendo por un horno de microondas con otras 40 personas, es el Cyber Monday, el cual se prevé para este año, que este lunes más de la mitad de los trabajadores con acceso a Internet en EEUU harán sus compras a la hora de su almuerzo. ¡Bendito e-commerce!

Todo se trata de crear una experiencia de consumo. Quien no haya estado corriendo con un carro de la compra dentro de una tienda departamental a todo gas, echando todo lo que se vea grande y barato en menos de 5 minutos no ha vivido. Mi tía que es una veterana de estas fechas y que tiene una pantalla plana como trofeo en su habitación (televisor comprado en el Black Friday del 2008), me ha dicho que lo mejor es coger todo lo que quepa en tu carro, después de llenarlo compulsivamente te separas un poco de la multitud y sacas lo que no vale la pena (lo que no tenga un importante descuento), después te reincorporas a seguir cogiendo más productos hasta volverlo a llenar. Otra opción es llevar a toda la familia y trabajar en equipo por el bien común familiar; así uno se va a los reproductores de música, otro a los ordenadores, alguno se pasa por la sección de cámaras fotográficas y a la abuela la dejamos escogiendo la cafetera nueva.

Esta temporada, lo más cercano que estaré a todo este follón será cenarme un bocata de pechuga de pavo y esperar sentado hasta las rebajas de enero.

Por Alejandro Vega

Deja un comentario

Post en la categoría Gran consumo, Marketing, Sociedad, Tendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>